martes, 25 de octubre de 2011

Habitación 7 (Farhad Showghi)

Como una nube de verano, doblo mi mano o dejo
caer mi frente sobre una hebra sin hablar. Así viajo
hasta que Este y Oeste se vuelven móviles
y se fusionan a través de las paredes. Exhalo
y la ciudad se posa sobre mi ventana. Ahora la luz
se ha vuelto otra, más lejana, inalterada por el tumulto
de los tejados coloridos. Me vuelvo más rápido, corro
una silla, doblo la manta bordó o traigo una taza de café a través de la puerta. Luego empiezo a
caminar y a observar los pliegues de la cortina. Pronto me encuentro
en el pasillo, bajo un enjambre de sombras. Aquí
trago la palabra Hoy, me vuelvo aún más ágil,
muevo la cabeza y comienzo la siguiente ronda.
Ya cayó el sol y se arrastró por el horizonte. Pero aún
mi boca permanece como una cueva, una bola atrapada
entre Este y Oeste. La cuelgo en lo alto de una hebra
sin parar. Ya estoy de vuelta en la habitación y la sigo arrastrando, abriendo mis labios y
trayéndola rápido sobre mi lengua.

No hay comentarios: